Páginas

lunes, 15 de octubre de 2012

Dividendo, oportunidad venidera

Se espera la mayor actividad a partir de este otoño cuando los espectadores empezarán a acometer una nueva la antenización para ceder espacio a la telefonía 4G. En general, empresas y profesionales ven el Dividendo Digital como una oportunidad. También vamos a descubrir qué deberán hacer los usuarios para adaptar sus instalaciones los nuevos cambios

Muchas comunidades de vecinos soportan la crisis entre desahucios, impagos, retrasos y grandes niveles de morosidad y no viene en buen momento asumir en breve un nuevo gasto extra, el que supone un segundo ‘apagón’ de la TDT, que obligará a rascarse el bolsillo por la mencionada nueva antenización.

El gasto dependerá del tipo de instalación y según Esteban Brezba, trabajador de Diesl, empresa de instalación de televisión por satélite y TDT que actúa por Tarragona, en esta transmisión de datos, la gran perjudicada sería la TDT que, además, en mi opinión, se ha ido implementando de forma lenta y mal hecha.

Estas empresas instaladoras se muestran críticas con lo que se les viene encima se, explica Brezba: “habrá que migrar una serie de frecuencias, ajustando los módulos de las comunidades de vecinos. Eso puede obligar a cerrar algunos canales, pero no sabemos cuáles serán. Se está negociando aún”.

Nueva coyuntura
Por tanto las empresas entienden que haya malestar entre la ciudadanía, “porque tendrán que volver a pagar, pero esto tiene que ver con una mala instalación de la TDT. Se debería haber hecho por satélite, como en otros países, ya que la geografía de España tiene complicaciones y dificulta las coberturas”, comentan desde Diesl.

Lo que es evidente es que dos años después del histórico apagón analógico y la transición al digital, losantenistas subirán de nuevo a los tejados para reordenar los receptores colectivos –no los aparatos de TDT de cada vivienda– en 1,4 millones de comunidades de vecinos en toda España, puesto que los canales, tanto públicos como privados, cambian de frecuencia y la coyuntura obliga a resintonizar si se quiere seguir viendo la televisión.

Todo viene provocado porque a nivel europeo se instauró que la telefonía 4G iría entre el canal 61 y 69, mientras que esos canales se deben trasladar más abajo. “Es algo reciente y por eso no se había previsto”, añade Francesc Sánchez, técnico de Digital Instalaciones Electrónicas, una compañía que se mueve habitualmente por la provincia.

Recordamos que si el Gobierno socialista había previsto una dotación pública de 800 millones, el actual Ejecutivo aplicó unrecorte para esta partida también considerable. Parte de ese montante iba a proceder del dinero que las compañías de telefonía han pagado para adjudicarse esa parte del espectro, que han abonado hasta 1.305 millones al Estado por esas frecuencias. Para este año sólo garantiza 45 millones de euros, la mayor parte para subvencionar la antenización. Tampoco habrá fondos públicos para sufragar el llamado simulcast –el periodo de emisión simultánea en el canal nuevo y el viejo mientras los usuarios resintonizan el dial–.

Las ayudas para ese proceso han sido declaradas no compatibles con el Tratado de la UE. Así, esos 45 millones que sí se gastarán se deben destinar a subvenciones parciales que pueden solicitar las comunidades de vecinos, aunque hay pocas esperanzas de que estas ayudas lleguen…

Los canales
Uteca ha recibido una propuesta de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información en relación a la reordenación del espectro radioeléctrico, motivada por la necesidad de liberar la banda de frecuencias del dividendo digital. La propuesta a las privadas: renunciar a uno de sus canales, se trata de reducir en un 20% su capacidad actual.

Cada cadena cuenta con un múltiples con cuatro canales. Industria propone reducir las señales de manera que cada múltiplex esté formado por seis canales. Para las señales en HD se habilitarían otras dos señales, con tres canales cada una. De esta forma, los seis múltiplex actuales pasarían a ser cinco, tres para calidad estándar y dos para HD.

De esta forma las privadas tendrían que renunciar a uno de sus canales, además ya no podrían simultanear la señal estándar con la HD, como hacen hasta ahora TVE, Telecinco, Antena 3, La Sexta y Cuatro. La idea de las cadenas es colocar en la señal en HD uno de sus canales más pequeños de momento, puesto que aún no todo el parque de televisiones en el alta definición y colocar su canal principal sería perder visibilidad.

Además, las cadenas públicas: tanto TVE como las autonómicas, perderían un múltiplex y pasarían a compartir uno en alta definición. De modo que finalmente de los 10 múltiplex actuales quedarían 8. La idea del Gobierno es dejar ese espacio liberado para enero de 2014 para el dividendo digital. La banda liberada será ocupada por las redes de telefonía móvil.

Desde Uteca afirman que ‘esta propuesta supone sólo un paso más dentro del proceso de conversaciones que, desde hace tiempo, se mantiene con la Secretaría de Estado y otros agentes involucrados’. ‘Dichas negociaciones se están manteniendo en un contexto de abierta cooperación, y en la convicción de que no va a haber retrocesos en lo que ha sido un proceso ejemplar de implantación y desarrollo de la televisión digital en España’ aseguran. Igualmente dicen que confían en que las conversaciones lleguen a buen término en un plazo breve.

Para adaptar nuestras instalaciones
Es evidente que la nueva situación digital precisa de una renovación o adaptación en la mayoría de las instalaciones TDT. Actualmente el ‘Dividendo Digital’ ya es un hecho. Esta nueva adaptación digital implica que las frecuencias comprendidas entre 790 y 862 MHz (equivalente a los canales de televisión 61 al 69 de UHF) dejarán de ser usadas para transmisión de TDT, por haber sido asignadas a la telefonía móvil de última generación 4G.

Al igual que ocurrió en el primer ‘apagón’ analógico, que supuso el paso de la televisión analógica a la digital y en el que se tuvieron que adaptar la totalidad de las viviendas españolas, en este segundo ’apagón’ también habrá queadaptar muchas instalaciones para seguir viendo todas las cadenas, aunque ahora el cambio no supone la desaparición de ninguna tecnología -como la analógica- sino una ‘mudanza’ de canales digitales de unas frecuencias a otras y la instalación de filtros que eviten las interferencias producidas por la cercanía de las señales de telefonía.

Actualmente, hay 10 múltiples nacionales y autonómicos dedicados a la TDT (seis nacionales privados, dos autonómicos y dos nacionales públicos). En cada múltiplex, se emiten cuatro canales en versión estándar SD y uno en Alta Definición HD, lo que ha permitido a las cadenas lanzar un amplio espectro de canales nuevos en la TDT.

Por un lado el tema de las compensaciones a las Comunidades de Vecinos y como se tramitaría en el caso de existir está en e aire. El Ministerio debe despejar muchas dudas, porque aunque en el último Consejo de Ministros del anterior Gobierno se aprobó un Plan Marco donde el proceso estaba definido, ahora las lagunas están ahí cuando las adaptaciones tienen que estar hechas por acuerdo de la Unión Europea y la U.I.T., antes del 31 de Diciembre del 2014 o según el gobierno al 31 de Diciembre del 2013.

Pasos a seguir
Todos los múltiples o canales de TDT actuales de los que hablábamos (desde el 61 al 69) deben desplazarse a otros mas bajos dejando su frecuencia libre para los móviles de 4G y para ello, se variarán primero en los centros emisores de señal, quedando un tiempo en servicio simultaneo y después, todos los Usuarios deberemos, cuando menosresintonizar, los decodificadores de TDT o los televisores si llevan la TDT incorporada.

Esto será a nivel general y en las antenas individuales, las nuevas señales se recibirán con la antena actual, pero en las instalaciones colectivas, se tiene que adaptar el sistema deamplificación antes de resintonizar, para lo cual se pueden dar dos típicos casos, en función del sistema que la comunidad tenga instalado:

Si es un Equipo Amplificador Programable, se deberá reprogramar el equipo, lo que el coste que implicará será mano de obra, pero si es un Sistema de Amplificación Modular (Monocanal), se deberán instalar tantos nuevos módulos como múltiplex haya que cambiar (ahora entre 3 y 4), lo tendrá un mayor coste y efectuado esto, cada Usuario deberá resintonizar su receptor.

Movimientos actuales
Buscando una posible compensación económica se sabe que es preciso que las comunidades contacten con una empresa instaladora inscrita en el Registro de la SETSI, que les garantizará la legalidad y cobertura de R.C. Riesgos Laborales, etc. y previa emisión y aceptación del correspondiente presupuesto, emitirá un boletín y protocolode pruebas, a la vez que la factura, en la que, realizará a la comunidad la compensación si existe, debiendo abonar ésta la diferencia del coste.

Pero según especialistas en la materia, si el Gobierno no elimina alguno de los múltiplex actuales (tema que está al día de hoy en debate) los usuarios seguiremos viendo los mismos programas de TDT y posiblemente con mejor calidad o con menos problemas por ser frecuencias mas bajas, pero si quitan múltiplex, los usuarios pagaremos o no, por dejar de ver algo que cuando se implantó la TDT ya pagamos.

Lo que no cabe duda es que para las empresas del sector el Dividendo Digital es una buena oportunidadtanto para ellas como para todos los profesionales que la comprenden, ya que permitirá renovar o adaptar la mayoría de las instalaciones TDT a esta nueva situación.

Por este motivo, se han preparado para este nuevo cambio y ofrecen los servicios y productos adaptados al Dividendo más adecuados para cada una de las instalaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario