Páginas

jueves, 13 de diciembre de 2012

Dividiendo a profesionales, instaladores, fabricantes y canales de televisión


El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha presentado al sector un borrador de Real Decreto del nuevo Plan Técnico Nacional de la TDT, que acorta los plazos dados a las televisiones para abandonar el 'Dividendo Digital' (parte del espacio radioeléctrico que venía ocupando las cadenas y que se va a destinar a servicios de telefonía de última generación) y deja en el aire una subvención que el Gobierno había comprometido para que las cadenas no tuvieran que asumir nuevos costes. Operadores de televisión, fabricantes y profesionales del sector en general están contrariados con un nuevo Plan que consideran que beneficioso. Por ejemplo, según el nuevo texto, las cadenas tendrán de plazo seis meses a contar desde la entrada en vigor del Real Decreto para mudar parte de sus canales -que no se especifican en el borrador- de unas frecuencias del espectro radio eléctrico a otras y alcanzar "una cobertura de población, al menos, igual" a la que tienen ahora. Esta 'mudanza' afecta a cadenas de todos los operadores privados: Antena 3, Telecinco, Cuatro, Net TV, Veo Tv y La Sexta, no evitando los costes precisos para ello a estas televisiones, ni garantizando la recepción de los actuales canales. En definitiva, se habla incluso de que se pretende “desmontar la TDT…”
No cabe duda que la posibilidad de que emita publicidad TVE ha puesto en contra a la patronal de las televisiones (UTECA) del nuevo plan del Dividendo Digital del Gobierno. Al mismo tiempo, Ametic, considera que este Plan de Impulso a la Televisión Digital Terrestre y de la Innovación Tecnológica es innecesario, ya que para la liberación del Dividendo Digital no es preciso eliminar recursos de la TDT, poniendo en riesgo puestos de trabajo de una industria que está exportando. Además, elÁrea de Desarrollo Industrial indica que lo que menos precisa España es una señal de que se está empezando a desmontar la TDT.

Fue especialmente gráfico que las televisiones privadasde ámbito nacional (Mediaset España, Grupo Antena3, Veo TV y NET TV) se levantaran en armas contra el Gobierno a raíz de la reunión del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria (CATSI), en la que los representantes de las cadenas abandonaron la mesa de trabajo.

A raíz de ese momento se expusieron varias las razones de descontento por parte de las televisiones. Todas ellas provocadas por el borrador de Real Decreto del nuevo Plan Técnico Nacional de la TDT que fue presentado ante el Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria (CATSI).
Según los operadores de televisión este borrador ha "desoído" los acuerdos alcanzados entre ambas partes el pasado mes de agosto. Concretamente, se quejan de que el borrador no garantiza la recepción de sus canales actuales por los ciudadanos ni tampoco evita costes adicionales a las televisiones.

Cambiar el modelo
Según los expertos no habrá tiempo para ejecutar el Dividendo Digital. Por eso las televisiones no entienden la prisa del Ministro Soria por introducirlo adelantando un año el plazo límite fijado por la directiva europea. Fuentes del sector apuntan que la urgencia podría esconder un interés exclusivamente político del responsable de la cartera de Industria para conseguir que España se convierta en el primer país del Viejo Continente en introducir, en el espacio que quedaría liberado, lamoderna tecnología 4G.

Para ello, Soria necesitaría, además de culminar el traslado de las señales de TDT, que las empresas de telecomunicaciones que operan en España realicen lasmultimillonarias inversiones que requiere el sistema 4G para poder funcionar. Pero UTECA pondrá obstáculos porque se considera perjudicada.

Quizá por eso el Gobierno ha reaccionado explicando que la vuelta de la publicidad de TVE sería parcial. La posibilidad barajada sería un sistema intermedio entre el actual modelo en el que existe una supresión total con ciertas licencias para los patrocinios de eventos deportivos y culturales, y la comercialización liberada con la que funcionó el histórico Ente hasta finales de 2009.

Pero el sector cree que los populares están considerando la puesta en marcha del modelo de Francia, sistema en el que la pública puede emitir anuncios durante el 'prime time'. Para las televisiones existen “alternativas para la resolución de los principales problemas que vive el mercado audiovisual tanto en el sector privado como público” y que no es necesario modificar el modelo de financiación de RTVE.

La realidad es que RTVE no ha podido absorber el recorte presupuestario de 200 millones de euros impuesto por el Gobierno. Y prevé cerrar las cuentas de este año con undéficit de 105 millones de euros. Además podría verse obligado a reintegrar a las compañías de telecomunicaciones en torno a 650 millones con los que han cumplido con el sistema de financiación establecido por el Gobierno Zapatero. La Comisión Europea llevó en marzo de 2011 al Tribunal de Justicia de Luxemburgo la tasa que el Gobierno impuso a los operadores tras lasupresión de la publicidad en RTVE.

¿Dónde está el impulso?
Según Ametic, el nuevo Plan de Impulso a la Televisión Digital Terrestre y de la Innovación Tecnológica esinnecesario y perjudica claramente al sector. Las prisas no son buenas. En un principio, la liberación de la banda de 790 a 862 MHz para entregárselo a las empresas de telecomunicaciones estaba previsto para antes de enero de 2015.

A pesar de ello, recordemos que el Gobierno, en acuerdo de Consejo de Ministros de agosto de 2012, decidió adelantar esa fecha límite a enero de 2014 para acelerar la llegada de la tecnología de 4G a España. Y el plan inicial cambió, además el ingresó de las empresas de telecomunicaciones del proceso de subasta de frecuencias móviles se ha destinado a otros menesteres.

El déficit a sido supuestamente la prioridad y serán los consumidores los que tengan que asumir el costeen aquellos casos en los que sea necesario un cambio del equipamiento para recibir las nuevas frecuencias de la TDT. Y aunque el actual Ejecutivo ha reducido, en colaboración con las cadenas de televisión, el presupuestos de la migración de los canales de 800 millones de euros a unos 300 millones de euros, ahora las televisiones privadas también se siente “traicionadas”.

Respecto a los plazos en los que el consumidor deberá asumir este coste, desde el Ministerio de Insdustria se habla de que se adaptará al ritmo que los usuarios vayan reantenizando sus instalaciones con el fin de reubicar esos canales múltiplex, que hoy está en la parte de espectro conocida como Dividendo Digital y que tiene que migrar a la parte no liberada. En cualquier caso, el plazo para llevar a cabo el 'Dividendo Digital' está fijado para enero de 2014.

Nuevas reglas
Al mismo tiempo, Ametic acusa al Gobierno de cambiar las reglas de juego y advierte que el nuevo Plan de la TDT, previsto para antes de 2014, vulnera además el principio de seguridad jurídica y pone en riesgo el empleode esta industria. La industria advirtió que, aunque aún no hay un plan técnico detallado, el Gobierno ya ha anunciado que el nuevo plan implicará el cierre de unmúltiple para las televisiones privadas, el cierre de unsegundo múltiple para RTVE (que puede compensarse mediante el uso de otro múltiple con funciones técnicas), y el cierre de otro múltiple para las televisiones autonómicas.

"El cierre de estos múltiples supondrá una limitación de los recursos disponibles para emitir televisión, que tendrá repercusiones en el número total de canales disponibles, y en la calidad de las emisiones", dijeron en una nota. Además añadieron que el plan, anunciado tras el anterior acuerdo del Consejo de Ministros, "perjudica seriamente la evolución de la TDT en España".

Los fabricantes de equipos de radiodifusión, los fabricantes de equipos de recepción de televisión, los operadores de la red de televisión y los instaladores de equipos de comunicaciones de Ametic contaban con la ejecución del anterior Plan Marco de Actuaciones para la liberalización del Dividendo Digital y así actualmente aseguran que salen perjudicados con el cambio.

"Se trata de una industria que requiere inversiones continuas para satisfacer la demanda de los usuarios y la evolución tecnológica de los servicios y cualquier cambio de las reglas de juego supone automáticamente un estancamiento de las inversiones previstas y, por tanto, la pérdida de puestos de trabajo", criticaron. Para el Área de Desarrollo Industrial de Ametic "se ha vulnerado el principio de seguridad jurídica".

Pérdidas para las empresas
Por ejemplo, para empresas como abertis telecom, el cierre del múltiple para las televisiones privadas le supondrá 20 millones de ingresos menos al año. "Algo que le obligará a ajustar sus costes internamente". Al mismo tiempo, muchos actores del sector han hecho inversiones que ahora, con el cambio de reglas de juego, no van a poder amortizar, o no en el tiempo que estaba previsto.

No cabe duda de que el tránsito de la antigua televisión analógica a la TDT ocurrió en España antes que en la mayoría de países. Nos convertimos en un referente para la transición a la TDT en otros países y lo peligroso para muchos expertos es que “ahora mandamos una señal al exterior de que se desmonta la TDT en España".

Por eso coinciden muchos en que el nuevo plan "es innecesario", pues "la supresión de canales de televisión no es necesaria para que las telecos puedan disponer de más frecuencias para ofrecer servicios de banda ancha móvil". En este sentido, defendieron que en ningún país de referencia en Europa se está reduciendo el número de múltiples para abordar la liberación del Dividendo Digital.

La idea es que el nuevo plan de la TDT esté aprobadoantes de que finalice el año, de manera que a lo largo de 2013 se lleve a cabo una campaña de publicidad paraexplicar a los usuarios cómo habrá que resintonizar los televisores o, en su caso, adaptar la antena. Sin embargo, aseguran, en lugar de tener que antenizar el 100% del parque de antenas, con la nueva asignación de frecuencias "se tendrá que antenizar solo el 60% o 70%", con lo que ello supone de ahorro de costes.

Por tanto, el nuevo plan del Gobierno del PP en lugar de intervenir en 1,5 edificios se hará en 1,2 millones y el coste de esta intervenciones para el proceso de reantenización irá a cargo de los usuarios y no del Ejecutivo como en el plan anterior. Y según estimaciones del Gobierno, el proceso costará unos 20 euros por vivienda, y "ello para obtener un servicio más limitado que antes, en contenidos, en calidad, y en posibilidades de evolución futura", insistieron desde Ametic.

Dinero para la Campaña 
Industria gastará 2,6 millones (un presupuesto exacto de de 2.607.423,04 euros) en una campaña sobre el 'Dividendo Digital' y la resintonización de televisores. Con este dinero el Ministerio de Industria intentará “explicar” sus panes en una campaña de información ciudadana sobre el ‘Dividendo Digital’ y la nueva resintonización de los televisores a que obligará la liberalización de espacio radioeléctrico.

Red.es, organismo dependiente de Industria, ha sido el encargado de convocar la licitación de un concurso para esta campaña, con el objetivo de poner en marcha “un plan de comunicación para dar a conocer el Dividendo Digital que asegure el máximo conocimiento entre la población del potencial tecnológico que brinda la nueva tecnología 4G para dispositivos móviles, contribuyendo así a reducir la brecha digital”.

Este plan de comunicación, que durará cuatro meses, deberá “informar al mismo tiempo a la ciudadanía sobre las tareas a realizar para la resintonización de sus equipos de recepción de televisión la actualización en las instalaciones de recepción comunitaria donde sea necesario, y transmitir los beneficios (económicos, sociales y culturales) que el Dividendo Digital supondrá para el conjunto para el conjunto de la sociedad”, señala el pliego de condiciones del concurso”.

Al concurso se han presentado nueve consultoras, entre ellas Bassat Ogilvy, Arena Media y Vizeum Iberia, de Aegis Media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario